¡La distancia entre el check-in y el cliente es enorme!